Nochebuena y Navidad

Llevaba semanas esperando Nochebuena (no en vano, había comprado un calendario de Adviento de Playmobil para hacer la cuenta atrás), y sin darnos casi cuenta llegó y ya pasó. Mañana incluso toca ir a trabajar. Eso si, será un turno sólo de mañana, asi que, se podría considerar “liviano”.

Durante años, fui de fuerte, de que a mi estas moñerías de la Navidad “me la pelaban” y que yo pasaba de todo. Con el tiempo, me dí cuenta que no había mentira más grande. Simplemente era mi forma rebelde y adolescente de decir (aunque no fuera verdad) que no me dolía tener mis Navidades familiares y soñadas de esas que se ven en la tele. Es cierto que en Navidad muchas familias discuten, tienen roces…pero incluso a veces esto tiene un toque tierno. En cambio, cuando llevas años celebrando la Nochebuena y la Navidad con tu padre a solas, echas de menos hasta al tío pesado y la prima insoportable de turno.

Sonará duro decir que no tuve una infancia soñada. Creo que por eso ahora a mis 30 años, sigue dentro de mi muy viva una niña pequeña que sigue anhelando ciertas cosas. Entre ellas, tener una casa decorada de Navidad, en la que con los días el árbol amaneciera con más regalos y llegara el día de Reyes, y pasáramos horas abriendo regalos.

Pues aunque durante años parecía que ese momento nunca iba a llegar, se podría decir que estas Navidades están siendo las más familiares y dulces que he tenido nunca. Hace poco me he mudado con mi pareja a una casa súper amplia y bonita, que es como mi pequeño castillo de ensueño. Aunque la mudanza fue un caos he conseguido tener la casa a punto para estas fechas y he vuelto a poner el árbol y el nacimiento. Mi novio, que me consiente como nadie, me ha dado el gustazo de ir poniendo paquetes bajo el árbol y ¡ya está lleno de cosas!.

Ayer noche, la pasamos con mi padre cenando los tres, y no en vano él, el artífice de toda la magia que está ocurriendo este año, fue el que presidió la mesa. Tras la cena, no pude resistirme y decidimos abrir dos regalos por persona (el resto se abrirán el día 6 de enero). Creo que no tengo palabras para describir el súper regalazo que se había currado mi niño: un reloj y ¡un libro dedicado por el autor! ¡No me lo podía creer! Fue un mega detallazo.

Antes de irnos a dormir pusimos una peli, pero como siempre, yo me quedé dormida.

Hoy el día ha sido tranquilito: entre la cama y el sofá viendo clásicos navideños como la saga de Solo en Casa. Puede que esto suene a plan simple y aburrido, pero no sabéis lo que se me llena el pecho de amor, al acurrucarme con él en el sofá.

Mañana toca ir a currar, pero creo que hay un motivo por el cual no me da tanta pereza: mañana voy a ir a ver a Javier Fernández y su espectáculo Revolution On Ice 🙂

Os seguiré contando 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s